Río de Janeiro

La final de la Copa Mundial de fútbol Brasil 2014 se jugará en Río de Janeiro. Sin dudas, es una de las ciudades más emblemáticas, no sólo de Brasil, sino del mundo.

Sitio turístico por excelencia, Río es la segunda ciudad más poblada de Brasil y, cada año, recibe a millones de visitantes, lo que la convierte en el sitio con mayor tráfico internacional de turismo del país. Mar, montañas, ríos, vida nocturna, playas, un sinfín de atractivos turísticos y la alegría característica de Brasil se combinan para dar lugar a una de las ciudades más visitadas de América.

Pan de Azucar

Qué visitar en Río

Conocida mundialmente como “Ciudad Maravillosa”, Río de Janeiro posee íconos que le dieron fama mundial, como el Pan de Azúcar, el Cristo Redentor, las playas de Ipanema y Copacabana, el estadio mundialista Maracaná, los carnavales o el Parque Nacional de Tijuca.

Estando allí, no podrás perderte ninguno de estos atractivos. El Cristo Redentor es un ícono de Río, incluso de Brasil. Está ubicado en la Colina del Corcovado y, desde allí, no sólo podrás dedicarte a fotografiar la estatua (de 30 metros de altura y subido en un pedestal de 8 mts.), sino que tendrás una excelente vista de toda la ciudad. El monte tiene 710 metros de altura, pertenece al Parque Nacional de Tijuca y posee una abundante vegetación, lo que hace que el recorrido hasta llegar al Cristo sea también muy atractivo.

El Parque Nacional de Tijuca es un parque de 3.300 hectáreas que se encuentra en el centro de Río de Janeiro. Cuenta no sólo con el famoso Cerro Corcovado, sino también con muchos otros relieves montañosos que le otorgan gran belleza.

El Pan de Azúcar es otro de los emblemas más visitados de Río. Es una montaña con una particular belleza, a la que se puede acceder mediante un teleférico. La vista es excelente, tanto en el recorrido hasta llegar como una vez que esté allí. Debido a la altura y el clima, es importante ir un día que no esté nublado para que nada opaque la vista.

Las Playas de Copacabana e Ipanema son lugares de concentración turística y hotelera por excelencia. Restaurantes, hoteles, grandes playas y bares de ambos barrios reúnen a turistas de todo el mundo. Dan lugar a la mayor cantidad de gente y, por ser zonas emblemáticas, no conocés la esencia de Río hasta no llegar allí.

Su geografía de mar y montañas es lo que le da la identidad. Sumado a eso, tiene un gran abanico de alternativas culturales, sociales, recreativas y de entretenimiento. Esto transforma a Río en una excelente alternativa a la hora de viajar, tanto para familias que buscan tranquilidad como para jóvenes que quieren diversión.

Seguí los consejos de Airpark y disfrutá del color, la historia, la alegría, el sol y el mar de Río, rodeado de la mejor energía carioca.



Comments are closed.